TITULARES
Inicio | Foro | Editorial | Editorial Nº25

Editorial Nº25

Estimados colegas y amigos, en  nuestra plataforma encontrarán información no tan sólo académica, pero también conceptos que te ayuden a mantener un área de trabajo que cumpla con todos los estándares internacionales. Uno de los aspectos más importantes en nuestros laboratorios es el manejo adecuado de los Residuos Peligrosos Biológico Infecciosos(RPBI), a continuación te proporciono algo de información con respecto a este tema
Residuos Peligrosos Biológico Infecciosos (RPBI) en el Laboratorio de Anatomía Patológica

isabel_alvarado-2Definición:

Es aquel residuo que contiene bacterias, virus u otros microorganismos, así como toxinas, mismos que pueden causar infecciones u otros efectos nocivos a seres vivos y al ambiente

Clasificación de los RPBI

Residuos no anatómicos

Recipientes desechables con sangre líquida, materiales de curación empapados, saturados o goteando sangre o líquidos sinovial, pericárdico, pleural, cefalorraquídeo o peritoneal. Materiales desechables que contengan esputo, secreciones pulmonares y, cualquier material usado para contener éstos, de pacientes con sospecha o diagnóstico de tuberculosis u otra enfermedad infecciosa. Materiales desechables, empapados, saturados, goteando sangre o secreciones con sospecha o diagnóstico de fiebres hemorrágicas u otras enfermedades infecciosas

Residuos Patológicos

Tejidos, órganos y partes que se extirpan o remueven por cualquier operación quirúrgica, que no se encuentren en formol, muestras biológicas para su análisis, excluyendo orina y excremento. Cadáveres y partes de animales de centros de investigación y bioterios

Objetos punzo cortantes

Sangre

La sangre y sus componentes, solo en su forma líquida; así como los derivados no comerciales, incluyendo las células progenitoras, hematopoyéticas y las fracciones celulares o acelulares de la sangre resultante (hemoderivados) 

Proceso de manejo de los RPBI

1. Identificación de los residuos

Para su correcta identificación y posterior envasado, la separación de los residuos se debe de realizar de acuerdo a su estado físico (líquido o sólido) y su tipo.

2. Envasado de los residuos generados

Una vez identificados y separados de acuerdo al tipo y estado físico, los residuos deberán ser envasados, de acuerdo a los criterios señalados en el anexo 2.

3. Almacenamiento Temporal

Para evitar que los RPBI se mezclen con la basura común, se debe preestablecer un sitio para el almacenamiento temporal de los RPBI que deberán almacenarse en contenedores con tapa y permanecer cerrados todo el tiempo. No debe haber residuos tirados en los alrededores de los contenedores.

Es importante que el área de almacenamiento esté claramente señalizada y los contenedores claramente identificados según el tipo de residuo que contenga. De acuerdo con la norma, el tiempo máximo de almacenamiento en un hospital con más de 60 camas es de 7 días.

El personal encargado de recolectar los residuos dentro del hospital tiene que estar protegido con el equipo necesario, así como también capacitado en su manejo y conocer los riesgos que implica su trabajo. Debe de respetarse la ruta preestablecida para el traslado de los residuos para que éste se lleve a cabo de forma segura y rápida hasta el área de almacenamiento temporal, evitando pasar por la sala de espera o en horarios de comida de los pacientes.

Los carros manuales de transporte de residuos no deberán rebasar su capacidad de carga para evitar que los residuos se caigan y se dispersen; estos carros deben lavarse a diario con agua y jabón para garantizar sus condiciones higiénicas.

4. Transporte externo y disposición final

Los RPBI que hayan sido tratados dentro del hospital (procedimiento de desinfección) podrán disponerse en los camiones recolectores de basura común. Mientras que los RPBI sin tratamiento deberán enviarse a empresas recolectoras autorizadas. Estos deberán ser tratados por métodos físicos o químicos, que garanticen la eliminación de microorganismos patógenos para su disposición final.

Acerca de Dra Isabel Alvarado Cabrero

Jefa del Servicio de Patología del Hospital de Oncología
Centro Médico Nacional Siglo XXI, IMSS
México, D.F

Check Also

Editorial Nº 91

Y empezamos de Nuevo.
Han pasado casi tres meses del último congreso de la SLAP el cual fue llevado en la ciudad de Cartagena de Indias, Colombia.
Los resultados a todas luces son extremadamente positivos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *