TITULARES
Inicio | Foro | Editorial | Editorial Nº 36

Editorial Nº 36

Noticias del Congreso SLAP Bolivia 2015

Estimados amigos:

DrMartinSangueza_2015A casi tres meses ya nos ponemos en la recta final para los últimos detalles del congreso, el cual, Dios mediante, esperamos que sea un éxito total.

Tenemos algunas noticias que darles:

Hemos recibido hasta el dia de hoy, 70 presentaciones de trabajos libres, tanto en presentaciones orales como posters y tenemos 150 conferencistas confirmados en las sesiones de las diferentes subespecialidades, y esperamos un numero record de asistentes.

Les recordamos por favor, no olvidar de hacer las reservas pertinentes tanto en el hotel sede como en los alternativos que ofrecen atractivos precios. Si alguna delegación o en el caso de residentes, necesiten ayuda para conseguir por ejemplo un Apart Hotel, y que es mas barato y que cuenta entre 2 a 3 habitaciones, por favor, no duden en escribirme y yo personalmente hare todas las gestiones para que encuentre un lugar adecuado a su capacidad monetaria.

Estamos todavía a la espera del apoyo de algunas empresas de la industria, que si bien se comprometieron, hasta el momento no hay dado ninguna señal, algo muy preocupante, puesto que son empresas muy serias, pero confiamos en que pronto daran noticas de vida.

Sin duda, este congreso marcara un punto de integración entre todos nosotros. Los esperamos en esta tierra mágica!

Acerca de Dr. Martin Sangueza

Servicio de Patologia Hospital Obrero Nro 1. Caja Nacional de Seguridad Social La Paz, Bolivia

Check Also

Editorial Nº 94

La caraqueña, es una canción que fue símbolo de la resistencia Boliviana ante la dictadura militar allá por los años 70 en donde el régimen militar expulso a muchos Bolivianos a otros países, esta gente como podemos imaginar, escapó con lo que pudo y como pudo, en principio solos y luego con la familia. Entre ellos, un maestro y músico compositor llego a Caracas y escribió una canción llamada la caraqueña, que en su letra dice lo lejos que esta, su ansiedad, su rio y su sol y las ganas de volver. Termina diciendo, que no hay mal que dure cien años.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *