TITULARES
Inicio | Foro | Editorial | Editorial Nº 17

Editorial Nº 17

Salud y Seguridad en el Trabajo en los Laboratorios de Anatomía Patológica

isabel_alvaradoSe conceptúa a la Anatomía Patológica como una “ciencia oculta” y ello deriva de la idea errónea que se tiene del trabajo que desempeñan los médicos patólogos. La mayoría de las personas, incluso algunos médicos consideran que el trabajo de los mencionados profesionistas consiste exclusivamente en realizar autopsias. Sin embargo, este concepto erróneo excluye sus tareas más importantes tales como: hacer diagnósticos, caracterizar tumores, así como diagnosticar enfermedades infecciosas en pacientes vivos.

Las enfermedades y accidentes ocupacionales se han incrementado en general en los profesionales de la salud, y al referirnos en forma específica al médico patólogo podemos mencionar que son numerosos los riesgos de salud que se asocian  con  el trabajo rutinario de los mismos por otro lado  las publicaciones en relación a este tópico son escasas o muy antiguas.

Además de que el patólogo puede sentirse como un profesionista no reconocido por el público en general, ellos mismos pueden ignorar los riesgos de salud a los que están expuestos en su medio laboral. Durante años el personal que labora en los laboratorios clínicos, como los laboratorios de microbiología sabe que manejan material de alto riesgo, lo cual puede traer consecuencias adversas a su salud y por lo tanto cuentan con adecuadas medidas de seguridad como son: educación apropiada en materia de salud y seguridad en el trabajo, entrenamiento en caso de emergencias, uso del equipo personal de seguridad, manejo adecuado de sustancias químicas peligrosas y manejo adecuado de residuos peligrosos biológico-infecciosos. De modo contrario, el personal que trabaja en los laboratorios de Anatomía Patológica (LAP) a pesar de estar expuestos a riesgos similares, por lo general no tienen conocimiento de las medidas  necesarias de salud, seguridad y bioseguridad que deben llevarse a cabo en su área

Los materiales peligrosos en los LAP se dividen en 2 grandes grupos: a) sustancias químicas y b) materiales biológicos (sangre, fluidos, vísceras). Las sustancias o productos químicos peligrosos utilizados en el LAP son diversos y muchos de ellos pueden ocasionar irritación de la piel y de las mucosas, por ejemplo, el fomaldehido (formol),  una sustancia ampliamente utilizada en el laboratorio de anatomía patológica para la preservación de los tejidos humanos, puede ocasionar dermatitis por contacto, irritación de las conjuntivas, de las mucosas de las vías respiratorias altas, etc.

Por otro lado, existe también  información en lo que respecta a la relación  entre la exposición al formol  y el desarrollo de cáncer, aunque ésta no es consistente. Se han reportado casos de neoplasias cerebrales,  linfomas, carcinoma nasofaríngeo y carcinoma pancreático.

Así mismo, el médico patólogo también está expuesto a agentes infecciosos que pueden dañar su salud tales como el mycobacterium tuberculosis, el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y los virus de la hepatitis B ó C, debido a que su trabajo requiere de un contacto constante con tejidos humanos frescos potencialmente infectados durante el proceso de disección de órganos, en la consulta intraoperatoria o cuando realiza una autopsia. Una fuente de infección permanente es el riesgo potencial de heridas con agujas, hojas de bisturí y /o cuchillos contaminados.

Otro problema de salud poco tomado en cuenta en los LAP, incluye las largas jornadas que el médico patólogo pasa frente al microscopio. Los microscopios empleados son por lo general no ergonómicos, lo cual impide una postura neutral, provocando que el observador se incline hacia adelante, ello trae como consecuencia problemas músculo esqueléticos principalmente en cuello y hombros.

En México, como en varios países de Latinoamérica, existen varias normas oficiales que se refieren al manejo adecuado  de: sustancias químicas peligrosas, de residuos peligrosos biológico infecciosos, equipo de protección personal (EPP), etc. Sin embargo no existe una Norma Oficial que se refiera en forma específica al Laboratorio de Anatomía Patológica, lo cual ocasiona que tanto las autoridades hospitalarias y el mismo personal que trabaja en dicha área no tenga conocimiento de los riesgos a los que se enfrenta.

Por otra parte, en la formación académica del médico patólogo no hay un solo rubro que se refiera a capacitación en materia de salud y seguridad laboral. Así mismo,  la introducción al puesto que proporcionan la mayoría de las Instituciones de Salud al personal de recién ingreso no incluye capacitación alguna

en este rubro

Por todo lo anterior, se recomienda en cada Laboratorio de Anatomía Patológica: (LAP)

  • Evaluar el nivel de conocimiento en medidas de salud y seguridad laboral  de los residentes de patología y médicos  patólogos
  • Crear conciencia en los trabajadores de la importancia que tiene el cumplir con todas las medidas de salud y seguridad  en su área de trabajo
  • Identificar de manera precisa todos y cada uno de los agentes químicos y biológicos que existen en el LAP
  • Si los resultados del estudio no son satisfactorios, establecer programas de capacitación en materia de salud y seguridad laboral relacionados con el área de anatomía patológica e implementar todas las medidas necesarias para evitar enfermedades y/o accidentes de trabajo

Corresponderá al jefe de servicio y a todo el personal que labora en los Laboratorios de Anatomía Patológica, evaluar el riesgo de contraer una enfermedad o sufrir un accidente de trabajo en su área, a continuación mencionaré algunas formas de evaluar el riesgo:

¿Cómo llevar a cabo la evaluación de riesgos?

Paso 1. Identificación de los riesgos y de los trabajadores expuestos
Paso 2. Evaluación de riesgos y asignación de prioridades a los mismos
Paso 3. Planificación de las medidas preventivas necesarias
Paso 4. Adopción de las medidas
Paso 5. Seguimiento y revisión

Documentar la evaluación de riesgos

¿Qué se debe hacer?

  • Establecer las funciones y responsabilidades de los empresarios
  • Formular consejos para las personas que lleven a cabo la evaluación de riesgo
  • Legislación
  • Definiciones
  • Propósito de la evaluación de riesgos
  • Herramientas para la evaluación de riesgos

Valoración del riesgo

La valoración del riesgo ha sido definida como: “procedimiento basado en el análisis del riesgo para determinar si se ha alcanzado el riesgo tolerable”, especificándose como riesgo tolerable aquel que  es aceptado en un contexto dado, basados en los valores actuales de la sociedad y criterios predeterminados”.

Teniendo en cuenta el nivel de cada riesgo y los controles existentes se podrá decidir si el riesgo está controlado o no y si se puede minimizar o no. En este paso, con la estimación del riesgo identificado y comparándolo con el valor del riesgo tolerable definido o con resultados de periodos anteriores, se emite un juicio sobre la tolerabilidad del riesgo en cuestión.

De existir un riesgo determinado como moderado, importante o intolerable, se deberá controlar con la aplicación de medidas correctivas y darle posterior seguimiento. Si de la evaluación de riesgos se deduce la necesidad de adoptar medidas preventivas, se deberá:

Eliminar o reducir el riesgo, mediante medidas de prevención en el origen, organizativas, de protección colectiva, de protección individual o de formación e información a los trabajadores, y controlar periódicamente las condiciones, la organización y los métodos de trabajo y el estado de salud de los trabajadores.

 Métodos de control de riesgos:

Los métodos de control de riesgos deben de:

  • Combatir los riesgos en su origen
  • Adaptar el trabajo a la persona, en particular en lo que respecta a la concepción de los puestos de trabajo, así como a la elección de los equipos y métodos de trabajo y de producción, con miras, en particular a atenuar el trabajo monótono y repetitivo y a reducir los efectos del mismo en la salud
  • Tener en cuenta la evolución de la técnica
  • Sustituir lo peligroso por lo que entrañe poco o ningún peligro
  • Adoptar las medidas que antepongan la protección colectiva a la individual
  • Dar las debidas instrucciones a los trabajadores.

Para la etapa de control de los riesgos se requiere de la sistematización en la implantación de medidas para la prevención, disminución y erradicación de estos, también se debe comprobar y checar periódicamente que el sistema implantado sea eficaz y se sigan las prácticas y procedimientos requeridos.

El resultado de una evaluación de riesgos debe servir para hacer un inventario de acciones, con el fin de diseñar, mantener o mejorar los controles de riesgos. Es necesario contar con un buen procedimiento para planificar la implantación de las medidas de control que sean precisas después de la evaluación de riesgos.

En el proceso de evaluación de riesgos, se pueden aplicar diferentes métodos de análisis de riesgos, y según los resultados que puedan brindar, pueden ser:

  • Métodos cualitativos
  • Métodos cuantitativos

Estos métodos permiten determinar los factores de riesgos y estimar las consecuencias, permitiendo adoptar las medidas preventivas teniendo en cuenta, “la experiencia, buen juicio, buenas prácticas, especificaciones y normas”. Los métodos más utilizados en el ámbito empresarial moderno son los siguientes:

Métodos cualitativos de análisis de riesgos:

  • Listas de chequeo o listas de comprobación
  • Análisis del árbol de fallos
  • Análisis de seguridad de tareas
  • Análisis de peligros y operabilidad
  • Diagrama de Ishikawa

Métodos cuantitativos de análisis de riesgos:

Entre los métodos cuantitativos más utilizados se pueden mencionar:

  • Análisis del árbol de efectos
  • Método de valoración del riesgo, de Welberg Anders
  • Método de valoración del riesgo, de William Fine
  • Método de valoración del riesgo, de R. Pickers

En los próximos boletines les proporcionaré mas herramientas para contar con un ambiente de trabajo seguro

Acerca de Dra Isabel Alvarado Cabrero

Jefa del Servicio de Patología del Hospital de Oncología
Centro Médico Nacional Siglo XXI, IMSS
México, D.F

Check Also

Editorial Nº 91

Y empezamos de Nuevo.
Han pasado casi tres meses del último congreso de la SLAP el cual fue llevado en la ciudad de Cartagena de Indias, Colombia.
Los resultados a todas luces son extremadamente positivos.

3 Comentarios

  1. Jairo Parraga Bernal

    Confieso que el tema de seguridad en el LAP no es algo que me apasione, pero, esta publicación ha captado toda mi atención. La felicito Dra. Isabel, estaré esperando la (s) secuela (s).

  2. FELICITO A DRA ISABEL ALVARADO ES UN CONCEPTO QUE EN EFECTO NO SE TOMA EN SERIO POR TODA LA PATOLOGIA EN ESPECIAL LA LATINOAMERICANA DEBERIAMOS OBSERVAR LOS ESTANDARES DE SEGURIDAD Y PROTECCION DE LOS PATOLOGOS AMERICANOS Y EUROPEOS Y MEJORAR LAS CONDICIONES DE LA MAYORIA DE LABORATORIOS TANTO EN MEXICO COMO LATINOAMERICA

  3. Judith Rebeca Dávila

    Excelente articulo, no es abordado con la importancia y trascendencia que tiene, te felicito Isabel
    muy interesante! Necesitamos hacer conciencia sobre el ambiente laboral de nuestra especialidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *