Saltear al contenido principal

Editorial Foro Nº 74

Raquel_Valencia

FELICIDADES NUEVOS PATÓLOGOS.

En México, el sistema nacional de residencias médicas inicia sus ciclos el 1ero del mes de marzo y concluye el día 28 de febrero de cada año.
La especialidad de Anatomía Patológica tiene una duración en general de 3 años, en algunos hospitales pueden ser cuatro, e incluir un año únicamente de citopatología.

Pues ha llegado el momento de felicitarlos, de decirles que estoy orgullosa de contribuir con un granito de arena en la formación de algunos de ustedes, de verlos pasar por el hospital y verlos crecer como especialistas, notar las diferencias de cuando llegan como R2 y cuando regresan como R3, como sus pasiones crecen, su hambre de saber, su curiosidad, el ansia por llegar a la verdad, y a través de ella ayudar al paciente, de forma certera y oportuna.

Emprenderán ahora nuevos caminos, volverán a sus hogares natales o tal vez, volarán más lejos, algunos harán algún entrenamiento más, en citopatología, dermatopatología, patología pediátrica, neuropatología, y ¿por qué no? Patología oncológica, que dada su creciente importancia en el día a día, constituye en la actualidad un pilar básico en el desarrollo de nuestra profesión.

Serán ahora, como lo he mencionado en ocasiones anteriores héroes “enmasarcados” detrás del microscopio, y tendrán NO, que acostumbrarse a la ignorancia de sus amigos, cuando les pregunten si ¿el patólogo es el encargado de las patas?, o cuando aún los médicos, colegas de otras especialidades, les hagan bromas haciendo alusión a sus gustos por la muerte, o por los muertos. Cuando sus familiares piensen que no hacen medicina, sino que “sólo” hacen autopsias, cuando sus secretarios pregunten si para ser patólogo hay que estudiar medicina.

Es el momento de defender su profesión, de integrarse a donde quiera que vayan, a grupos mulitdisciplinarios, de establecer comunicación constante con los clínicos. Y, seguramente en un principio no será labor sencilla, sin embargo, la medicina se encamina cada día más hacia la individualidad. Dejar un poco atrás las enfermedades como entidades independientes e integrar en un ser humano, todos los signos y síntomas por los que manifiesta una o más enfermedades, a la vez de establecer un diagnóstico preciso, y el pronóstico, que permitirá al equipo ofrecer las mejores ventanas terapéuticas, para cada uno de nuestros pacientes.
Les deseo éxito en su misión, y que disfruten de cada uno de los pasos que den, que estos sean lentos si es preciso, pero firmes, y que si alguna vez tienen algún tropiezo, se levanten, con la frente siempre en alto.

No permitan que la soberbia se apodere de ustedes, porque es entonces cuando más fallos cometemos. Recordar siempre que podemos aprender de toda situación y de cada ser humano.
Por eso aprovecho también para agradecerles, porque durante su residencia, el aprendizaje siempre será bilateral, sus dudas, sus comentarios, sus inquietudes, se contagian y se vuelven propias, con lo que nos ayudan a crecer no sólo como especialistas sino como seres humanos.

¡Enhorabuena Nuevos Patólogos!

Dra. Raquel Valencia-Cedillo
Coordinación de Patólogos Jóvenes SLAP

Esta entrada tiene 2 comentarios
  1. ¡Muchas gracias doctora! Gracias por todo, podría hacer una gran lista y aún así omitir cosas que debo agradecer pero creo que lo mas importante que debo agradecer es que han logrado fomentar el amor a la patología, inyectarnos esa pasión que hace que disfrutemos cada uno de los días que pasamos trabajando junto a ustedes. Espero verlas pronto. Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Volver arriba