Inicio | Foro | Editorial | Editorial Nº 91

Editorial Nº 91

Y empezamos de Nuevo.

Han pasado casi tres meses del último congreso de la SLAP el cual fue llevado en la ciudad de Cartagena de Indias, Colombia.

Los resultados a todas luces son extremadamente positivos:

  • Una organización perfecta
  • Un grupo de Patólogos Colombianos que serán hermanos de toda la vida.
  • Una calidad científica de todas las sesiones de primer nivel
  • Y sobre todo, una gran confraternidad de todos nosotros.

Muchas gracias a nuestro querido Jesús Pérez García y a su equipo que llevaron esta difícil empresa con gran éxito. De aquí en adelante, nos queda seguir trabajando para Perú 2019, que sin duda, será también un congreso inolvidable a cargo del equipo organizador a la cabeza del Dr. Carlos Barrionuevo.

Sobre nosotros, la pagina web y foro, hemos estado algo silenciosos debido a que estamos haciendo ajustes muy necesarios a nuestra estructura con el fin mejorar mucho mas toda nuestra plataforma, de manera que en Diciembre ya saldremos con los tres números al mes. Las novedades, son que las empresas están empezando a confiar en nosotros y que un trabajo serio desarrollado a lo largo de estos años.

También queremos dar la bienvenida a SLAPPE que mediante la Dra. Elena De Mateo, se incorporara como co-editora del foro y seguiremos junto con la Dra. Isabel Alvarado y mi persona formando parte del plantel.

Finalmente debo decir MUCHISIMAS GRACIAS al trabajo incansable del Ingeniero José Hernández y darle muchas gracias a la la Dra. Raquel Valencia quien estuvo apoyándonos estos años con un trabajo brillante e incansable tanto en el foro como en el congreso. Muchas gracias Raquel, te extrañaremos!

 

Acerca de Dr. Martin Sangueza

Servicio de Patologia Hospital Obrero Nro 1. Caja Nacional de Seguridad Social La Paz, Bolivia

Check Also

Editorial Nº 102

El cirujano sin límites (o arráncame la vida)
La cirugía no siempre se ha considerado una práctica médica y desde luego en la antigüedad no gozaba del prestigio merecido que hoy tiene. Esto se debía fundamentalmente a las limitaciones que durante miles de años estuvieron vigentes y procuraron a los actos quirúrgicos un halo de oscurantismo y de muerte que causaba no pocos problemas a los que por entonces se atrevían a practicarla, desafiando así las leyes de la naturaleza con el simple uso de sus manos (keiro-cheiros-mano/eros_trabajo: trabajo manual)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *