TITULARES
Inicio | Foro | Editorial | Editorial Nº 16

Editorial Nº 16

EL PODER DE LA ORGANIZACIÓN

DrVictor-167Es bien conocido que una sociedad organizada tiene más posibilidades de salir adelante que una sociedad sin organización. Es agradable conocer de las distintas sociedades de patología que existen con una organización sólida en los países de Latinoamérica, conocer de sus eventos y sus avances en distintos fases del que hacer de la patología de sus países. En muchos de estos países tienen organismos que se dedican a dar las acreditaciones de sus miembros, a calificar sus postgrados y a defender los derechos gremiales de sus asociados.

Es importante imitar estos ejemplos de las distintas sociedades organizadas y sólidas de los países líderes en organización de nuestra región. No debe importar la cantidad de miembros de nuestra especialidad, debe importar establecer las reglas de organización y fijar los objetivos que deben de alcanzarse. Es importante en estos objetivos participar en controlar la calidad los postgrados de la especialidad, acreditar a los miembros, programar las actividades de educación continuada y participar en la defensa de los derechos laborales de sus miembros.

No debemos de dejar de mencionar que también hay países donde falta mucho por llegar a una organización sólida, pero creo que en todos nuestros países se debe de trabajar para llegar a ese objetivo. La Sociedad Latinoamericana de Patología(SLAP) debe de comprometerse a trabajar en los países donde aún falta esa solidez de la organización del gremio de patólogos, lo cual debe enriquecer también la organización de la misma SLAP.

Invitamos a todos los patólogos de los países de nuestra sociedad a que trabajemos por llegar a esta organización necesaria, y nos escriban, si es que como SLAP, podemos unir esfuerzos para llegar a la meta de contar con una organización sólida de los patólogos de todos los países de Latinoamérica.

 

 

Acerca de Dr. Victor Leonel Argueta Sandoval

Check Also

Editorial Nº 94

La caraqueña, es una canción que fue símbolo de la resistencia Boliviana ante la dictadura militar allá por los años 70 en donde el régimen militar expulso a muchos Bolivianos a otros países, esta gente como podemos imaginar, escapó con lo que pudo y como pudo, en principio solos y luego con la familia. Entre ellos, un maestro y músico compositor llego a Caracas y escribió una canción llamada la caraqueña, que en su letra dice lo lejos que esta, su ansiedad, su rio y su sol y las ganas de volver. Termina diciendo, que no hay mal que dure cien años.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *